Cambio del nº de móvil y dirección.

*** Cambio de número de móvil de la PAH Palencia. | Nuevo: 688 920 833.



Las Asambleas serán en el Consejo Provincial de la Juventud (Junto a la estación de autobús), el Miércoles a las 19:00 horas (7 de la tarde), excepto festivos o periodo de vacaciones.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Una anciana de 85 años, desahuciada por avalar un préstamo de su hijo.

Hoy amanecemos abrazados a Carmen.


El drama de los desahucios no se ha frenado desde que comenzó la crisis. Cada semestre, cada año los datos de los juzgados, del Banco de España o del Instituto Nacional de Estadística nos sorprenden con cifras escalofriantes, cerca de 480.000 familias se han quedado sin casa desde 2008. Detrás de estas cifras están nuestros vecinos y vecinas, amigos y familiares, está una sociedad entera que tiene nombres y apellidos, que tienen vidas que quedan rotas en cada lanzamiento.
A pesar de que existe un enorme consenso social sobre lo injusto que son estos desahucios, incluso consenso legal en diversos tribunales europeos de que el sistema hipotecario español es una trampa para las personas hipotecadas, nuestros gobernantes siguen mirando para otro lado.
De nuevo, un derecho básico como el de la vivienda, reconocido en el artículo 47 de la Constitución, es desatendido y vulnerado por los poderes públicos. Nuestra vecina Carmen de 85 años, desahuciada el pasado 21 de noviembre de la vivienda donde residía desde hacía 50 años ha vuelto a poner alma, cara y ojos a la tragedia que significa cada desahucio. Hace dos semanas fue Luis, de 8 años de edad el que se quedó sin casa, ayer fue Carmen y en pocos días días podría ser Luis de 45.
Pero nadie está solo. Ya somos una mayoría quienes apostamos porque se ponga fin a los desahucios, se condonen las deudas hipotecarias y se garantice efectivamente el derecho a una vivienda digna. La pasividad institucional y su complicidad con los poderes financieros es respondida por una ciudadanía que defiende y construye sus derechos.
Hoy 22 de noviembre, al día siguiente del desahucio de Carmen han llegado miles de muestras de apoyo, entre ellas la muestra de cariño de las peñas, la plantilla y el cuerpo técnico del Rayo Vallecano, el club de fútbol de primera de nuestro barrio. Vecinos y profesionales del deporte que han decidido ofrecerle a Carmen el alquiler de una casa nueva para que pueda seguir viviendo en su barrio.
La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallekas recibe con alegría que cada día más y más vecinas y vecinos de nuestro distrito organizan su solidaridad, reclaman sus derechos y se organizan para que situaciones como las de Carmen queden desterradas. Junto a esta solidaridad, seguimos exigiendo a los responsables, en este caso a la administración pública, la junta del distrito de Puente de Vallecas y el Ayuntamiento de Madrid que ofrezcan una solución habitacional de forma urgente para esta vecina, no apariciones como en este caso de Ana Botella siempre tarde, mal y nunca. Queremos, además, que se garantice un parque público de viviendas que pueda atender ésta y tantas otras situaciones similares que vivimos cada día. Las viviendas vacías en manos de los bancos rescatados con dinero público pueden ser devueltas a la ciudadanía.
A pesar de su crueldad, hoy amanecemos abrazados a Carmen, porque juntos y juntas somos más fuertes. Somos imPAHrables.
Sí se puede

Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallekas
Rescatando derechos, recuperando espacios.



Carmen somos todas.


La mañana del viernes 21 de noviembre, estaba programado el lanzamiento de Carmen, mujer de 85 años y vecina del madrileño barrio de Vallekas. El proceso se culminaba por una deuda de algo más de setenta mil euros. Esta deuda pertenecía al hijo de Carmen y fue adquirida a través de un prestamista que le ofreció el crédito.
El pasado mes de octubre ya se consiguió parar el primer intento de desahucio. Más de cien vecinas de todo Madrid nos concentramos ante el portal de Carmen para evitar que la anciana tuviera que abandonar a la fuerza la vivienda donde había vivido más de cincuenta años. Pero esta vez ha sido diferente, el reloj acababa de marcar las siete de la mañana y los antidisturbios de la policía nacional ya habían acordonado la calle Sierra de Palomeras para que nadie pudiera acceder a ella.

A partir de aquí se ha ejecutado el lanzamiento y Carmen se ha quedado sin su casa. Además, ante la solidaridad mostrada por las personas concentradas en la zona la orden de desahucio ha sido acompañada por la orden de cargar contra los allí presentes que la Delegación del Gobierno ha dictado. El resultado ha sido varias personas contusionadas y la detención de un compañero que además de ser detenido ha sido golpeado hasta producirle numerosas contusiones y daños físicos.

Mientras más de 26.500 familias perdieron su casa en el primer semestre de 2014 las políticas del Partido Popular siguen negando el derecho básico a una vivienda digna. El resultado es que cada vez más personas se ven en la calle y cada vez se trata con mayor dureza las protestas por la falta de alternativas en el derecho a tener una vivienda.
El mercado de la vivienda en España sólo mira hacia los intereses de los poderes financieros y los últimos 35 años de políticas de vivienda lo atestiguan. Los poderes políticos no han hecho sino rendir pleitesía a los mercados financieros y nuestro derecho a la vivienda ha sido su mayor ofrenda. Ahora mismo son miles de familias buscan una alternativa digna para poder vivir mientras que 240.000 casas permanecen vacías.
Ante todo ello sólo la desobediencia, la organización, el apoyo  y la solidaridad pueden hacer posible que la gente no sea expulsada de sus casas, que la vivienda digna sea un derecho efectivo y que los mercados financieros no nos roben nuestras vidas.
Cada mañana que sale una comitiva judicial hacia un desahucio, cada policía que pongan para ejecutar un lanzamiento y cada político que dicte las leyes para que todo esto suceda nos tendrá delante. Ciudadanos y ciudadanas que, a pesar de los golpes, ya no tienen miedo.
Carmen somos todas.
Rescatando derechos, recuperando espacios.
Fuente de los artículos: http://pahvallekas.org/

No hay comentarios: